×
  • Inicio
  • Mundo
  • Nacionales
  • Provinciales
  • Eldorado
  • Policiales
  • Actualidad
  • Deportes
  • Opinión
  • ×

    ¿Qué va a pasar con el dólar tras las elecciones?

    La estrategia del Banco Central de limitar a 10 mil dólares mensuales las compras de ahorristas parece tener los días contados. La impericia de la autoridad monetaria, la salida de capitales y las nuevas medidas en carpeta.

    El dólar es de nuevo la principal preocupación del mercado. ¿Cuál va a ser su precio a partir del lunes? ¿Se vienen nuevos controles cambiarios? Los economistas y los consultores de la city aseguran que se anunciarán medidas tras las elecciones. La estrategia del Banco Central de autorizar compras mensuales de hasta 10 mil dólares para los ahorristas parece tener los días contados. El problema es que no fue efectiva para contener la caída de las reservas.

    Las opciones que se analizan son dos. La primera es reducir los permisos para comprar divisas a menos de 3 mil dólares por mes. Esta es la propuesta que circula más fuerte por los pasillos de la autoridad monetaria. Esta semana el Banco Central vendió hasta 600 millones de dólares por día para evitar un salto brusco del tipo de cambio oficial. Esto no resulta sostenible y el objetivo sería reducir a menos de la mitad la demanda de los ahorristas.

    El plan B es avanzar directamente en un desdoblamiento del tipo de cambio. Los ahorristas minoristas no podrán acceder al precio del dólar oficial (planchado con la venta de las reservas) sino que lo tendrán que comprar en un mercado de cambios libre. El piso de cotización para este dólar financiero se ubicaría en torno de 80 pesos. Los únicos que accederían al dólar comercial (el regulado por el Central) serían importadores y exportadores.

    La impericia del Banco Central y la fuga de divisas

    En la Argentina hacer futurología cambiaria no tiene ningún sentido. El precio del dólar para los próximos días es incierto. Dependerá de las decisiones que tome el Banco Central. Pero es claro que las presiones cambiarias no son el resultado del proceso electoral. El principal punto de presión es la impericia de la autoridad monetaria para controlar la salida de capitales y recuperar cierta credibilidad. Por ello el dólar oficial en torno de los 60 pesos parece cada vez más barato.

     

    Noticias Relacionadas
    Comentarios