Le Pen da a sus seguidores libertad de voto

La candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia obtuvo un 18% de votos, claves para la segunda vuelta entre Hollande y Sarkozy. Ahora, aspira a igualar este histórico resultado en las legislativas de junio.

"Vamos a analizar cada circunscripción y a preparar las legislativas, que para nosotros son una tercera vuelta", afirmó este lunes 23 de abril la ultraderechista. Por el momento, Marine Le Pen decidió no pedir el voto para ninguno de los dos candidatos que se disputarán la Presidencia, el socialista François Hollande, que llegó primero con el 28,63% de los sufragios, y el saliente Nicolas Sarkozy, que obtuvo el 27,18 por ciento.

 

El vocero del partido, Louis Aliot, indicó que es "muy poco probable" que su fuerza se incline por alguno de los contendientes, según reporta el diario español El País. "Ni Hollande ni Sarkozy defienden nuestras ideas", explicó. Comunicó, además, que Le Pen hará su "análisis del escrutinio" el 1 de mayo.

 

Quien también es vicepresidente del Frente Nacional (FN) apuntó que el "el próximo presidente tendrá muy poco poder para gobernar" y necesitará de "una nueva mayoría" en la Asamblea Nacional.

 

Responsables del FN aseguraron que "no es normal que un partido que aglutina casi a uno de cada cinco electores no tenga ningún asiento en la Asamblea Nacional", algo que sucede por el sistema mayoritario de las legislativas. Los diputados se eligen en Francia en dos vueltas por sufragio mayoritario en cada circunscripción, lo que hasta ahora ha privado casi siempre a los candidatos del FN de ganar un puesto, ya que en la segunda ronda suelen perder ante alianzas de partidos tradicionales.

 

Le Pen, que hace algo más de un año se hizo con las riendas del partido que fundó su padre, quiere cambiar esta tendencia y convertir al FN en la referencia de la derecha francesa. De hecho, en la primera vuelta de este domingo 22 de abril superó -por primera vez- la barrera de los seis millones de electores y consiguió un millón más que su padre en la segunda vuelta de 2002, el mejor resultado hasta el momento.

 

Así se transformó en árbitro de la segunda vuelta y se espera su discurso del 1º de mayo. Aunque la ultraderechista ya adelantó que sólo piensa en las legislativas del 10 y 17 de junio próximos. En la actualidad, el FN tiene tres eurodiputados y 118 cargos públicos en diferentes regiones y departamentos del país.

 

Los más de 44 millones de ciudadanos decidirán el futuro de Francia en el ballottage del próximo 6 de mayo. En las primeras encuestas, el socialista aparece como favorito.

 


 

Comentarios