Avanza la proyección de la UNaM hacia la zona Norte de Misiones

Los progresos en el dictado de carreras universitarias en la localidad de Iguazú, y la inminente construcción de un edificio propio para el Instituto de Biología Subtropical (IBS), fueron algunos de los temas más importantes abordados en la reunión mantenida por el rector de la Universidad Nacional de Misiones, Javier Gortari, y el Ministro de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología de la Provincia, Luis Jacobo.

En la mañana del martes 6 de marzo, los funcionarios se reunieron para abordar diversos temas comunes a ambas instituciones, como la propuesta de dictado de carreras de la UNaM en la ciudad de Iguazú.

En ese sentido, el ministro Jacobo manifestó el interés del gobierno provincial de apoyar la iniciativa, comprometiendo el uso de las instalaciones del Instituto de Educación Tecnológica (ITEC) para albergar algunas de las carreras que habrán de ofrecerse en el marco del proyecto de los Centros Regionales de Educación Superior (CRES).

Sobre el particular se propuso acordar una reunión con los intendentes de la zona norte de la provincia, a fin de compartir las características de lo proyectado y analizar juntos la incidencia del Centro en la región.

Durante el encuentro, Jacobo anunció que en un plazo de 60 días comenzará la construcción del edificio donde se alojará el Instituto de Biología Suptropical –dependiente de la UNaM y el Conicet– que funciona en Iguazú.

En otro orden de cosas, el rector de la UNaM hizo entrega al ministro Jacobo del informe final 2011 del “Programa de poyo al último año del nivel secundario para su articulación con los estudios superiores”. El documento exhibe el trabajo realizado por los docentes para mejorar la inserción de los estudiantes secundarios en el ámbito universitario.

Por último, los funcionarios convinieron en dar mayor participación al Ministerio de Educación provincial en la próxima edición de este programa.

 

Instituto de Biología Subtropical

En el año 2009, el Consejo Superior de la UNaM creó el IBS, el mismo cuenta con dos sedes, una en Posadas, la cual funciona en dependencias de la Facultad de Ciencias Exactas Químicas y Naturales (FCEQyN), y otra en Puerto Iguazú, que depende de la Facultad de Ciencias Forestales (FCF) de Eldorado.

La sede de Iguazú se sustenta con aportes de la FCF y de la Asociación Civil Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA), de ahí la importancia de que pueda contar con infraestructura propia para su funcionamiento.

El IBS – Iguazú se proyecta como un polo de desarrollo científico-tecnológico y referente en la región NEA en la vasta área temática de la biología y, ecología, genética de poblaciones, la sistemática, la biología de la conservación, el manejo de los recursos naturales y el estudio de la biodiversidad. En sus pocos años de existencia el crecimiento del Instituto ha sido exponencial. En el año 2006 había solo dos investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) trabajando en Puerto Iguazú y este número se quintuplicó en solo seis años. Actualmente en el IBS y el CeIBA trabajan unas 40 personas, de las que 10 son investigadores de la Carrera del Investigador Científico del CONICET, 16 becarios doctorales o posdoctorales, además de biólogos, pasantes o técnicos que colaboran en los distintos proyectos de investigación.

El establecimiento y consolidación del Instituto son estratégicos para el desarrollo de un polo universitario, científico y tecnológico en Puerto Iguazú, la región NEA y para el establecimiento de la UNaM en esta región. Ya se han sumado otras iniciativas similares como el recientemente creado Instituto de Medicina Tropical (INMeT).

Comentarios